A partir del mes de marzo, la planta de producción de MANN+HUMMEL en Zaragoza incorporará a su catálogo de componentes las referencias C 30 025 y C 32 017 y sus cartuchos para los motores de los nuevos E63 y E63S AMG. Ambos elementos filtrantes van montados en el sistema de admisión de doble flujo para suministrar aire limpio a cada una de las dos bancadas del motor de ocho cilindros en V.

“Este motor alcanza una potencia de 612 CV, posicionándose así como el vehículo más potente, veloz y exclusivo de su serie. Es un motor V8 biturbo de 4 litros capaz de alcanzar los 100 km/h en tan solo 3,3 segundos. Para conseguir estas condiciones, es necesario equipar el vehículo con componentes de alto rendimiento que resistan las condiciones más extremas de conducción y las altas temperaturas” afirma el fabricante.

La experiencia y liderazgo durante más de 80 años, su apuesta por la innovación y el desarrollo de la tecnología de la filtración, han hecho que Mercedes-Benz elija de nuevo la marca MANN-FILTER (ya abastecía al fabricante de vehículos de lujo con el sistema completo de filtración de primer equipo) para dotar a la “joya de la corona“ con un sistema de filtros de aire y colectores de admisión que permitan al motor estar en pleno rendimiento bajo cualquier circunstancia.  “Nuestros sistemas de filtros de aire de doble flujo están soldados con gas en caliente. Esto mejor la limpieza de los componentes y provee a la pieza de una unión estable tanto a solicitaciones mecánicas (vibraciones y pulsos de presión) como a solicitaciones térmicas” subrayan desde la compañía.

“Un coche con esta potencia precisa de un equipamiento fiable, ligero y duradero. En MANN+HUMMEL tenemos experiencia en sistemas de filtración para la máxima potencia y ofrecemos soluciones adaptadas a cada fabricante“ afirman desde Zaragoza.